Avisaíl García ha tenido un gran inicio tras simplificar las cosas en el plato

Avisaíl García ha tenido un gran inicio tras simplificar las cosas en el plato

MINNEAPOLIS -- El bateador más caliente de las Grandes Ligas se calentó un poco más el domingo.

Después de martirizar a los Mellizos con cuatro imparables, un tope personal, el venezolano Avisaíl García encabeza las Mayores con .465 de promedio de bateo. Ah, y además conectó un jonrón de dos carreras en la alta del décimo inning para impulsar a los White Sox a un triunfo por 3-1 sobre los Mellizos.

Un muy bien día de trabajo para García.

"Estoy tratando de no hacer mucho", dijo García. "Ver la bola, no tratar de dar un jonrón o un hit, sino ver la pelota y ponerle la parte gruesa del bate. He tratado de dejar viajar más la bola. Estoy aprendiendo. Sólo tengo que seguir trabajando duro y jugar de la forma correcta".

García nunca ha bateado más de .257 en las últimas tres temporadas con los Medias Blancas, pero esta campaña el jugador de 25 años se ha embasado en cada encuentro y suma ya seis juegos con más de un imparable.

"Está simplificando las cosas y tratando de mantener su forma de bateo de una manera particular, sin tratar de hacer mucho", dijo el manager de los Medias Blancas, Rick Rentería, al ofrecer un análisis parecido al del propio García. "Pienso que sólo se está enfocando en hacer buen contacto".

En el 10mo inning el domingo, el manager de los Mellizos, Paul Molitor, desestimó la oportunidad de ordenarle al relevista Ryan Pressly que diera una base por bolas intencional a García para lanzarle al novato Matt Davidson con dos outs y el cubano José Abreu en la tercera base. Pressly le lanzó a García, quien hizo pagar a Minnesota bateando una recta afuera hacia las gradas del jardín derecho.

"Todos sabemos lo encendido que está (García). Pero yo no soy muy fanático de embasar a gente para enfrentar a otro bateador", dijo Molitor. "Creo que teníamos en el montículo a un lanzador con el talento para salir del problema. Pero obviamente le dejó un pitcheo alto que García pudo manejar. Teníamos que decidir si queríamos enfrentarlo a él o a Davidson. Decidí ver qué pasaba".

El nuevo enfoque de García en el plato pagó tremendos dividendos.

"Les puedo garantizar que no estuvo pensando que iba a batear un jonrón", dijo Rentería. "Sólo quería conseguir un pitcheo para batear. Con alguien así de fuerte, si haces un buen swing y le pegas bien, tendrá posibilidades de irse".

García ayudó a revivir a un lineup que ha estado teniendo problemas para hacer carreras. Los Medias Blancas anotaron sólo cinco rayitas el fin de semana, pero de cualquier forma se las arreglaron para llevarse dos de tres contra los Mellizos.

"Yo sé que no hemos estado anotando muchas carreras", dijo Rentería. "Así ganes por una por dos, siempre que termines arriba, creo que todo el mundo estará feliz. Pero de cualquier forma, tienes que darle un vistazo a todo lo que sucedió".