Red Sox y White Sox lucen como los ganadores de las Reuniones

Red Sox y White Sox lucen como los ganadores de las Reuniones

Pese a que estuvieron en polos opuestos en cuanto a la adquisición de talento se refiere, tanto los Medias Rojas como los White Sox salieron airosos de las Reuniones Invernales.

Boston cedió prospectos por jugadores establecidos. La novena del sur de Chicago hizo lo contrario. Al final, los Patirrojos surgieron como los favoritos para capturar el banderín de la Liga Americana, mientras que los Patipálidos agregaron prospectos de lujo que deben de acelerar su proceso de reconstrucción.

Dichos clubes lograron parte de sus metas en un canje entre sí. Los Medias Blancas enviaron al cotizado zurdo Chris Sale a Boston a cambio del infielder cubano Yoan Moncada, a quien se le considera el mejor prospecto de Grandes Ligas, y otros tres prospectos. Uno de ellos fue el serpentinero Michael Kopech, quien en el 2016 tiró una recta de 105 millas por hora en un partido de liga menor.

La rotación de los Medias Rojas ahora incluye a dos abridores que han sido convocado a cinco Juegos de Estrellas cada uno -- Sale y David Price - y al ganador del Premio Cy Young de la Americana en el 2016, Rick Porcello.

En estos momentos, Boston cuenta con siete abridores capaces de lanzar en la Gran Carpa y podría estar en posición de canjear a alguno de ellos. Pero a la vez, los Medias Rojas no están obligados a hacer cambio alguno ahora mismo a menos que reciban oferta irresistible. Tienen el lujo de retener a todos sus lanzadores y esperar que su valor aumente más adelante.

"No tenemos ningún hueco grande que llenar en el equipo grande, desde nuestro punto de vista", señaló el presidente de operaciones de béisbol de Boston, Dave Dombrowski.

Dicha afirmación de Dombrowski se debe en parte a que los Patirrojos también reforzaron su bullpen al adquirir en un canje con los Cerveceros al relevista Tyler Thornburg, a cambio del antesalista Travis Shaw y dos prospectos. Thornburg, quien se perfila como el preparador de mesa de Boston para el octavo inning, viene de una campaña sólida en la que se destacó como cerrador en la segunda mitad.

Los Medias Rojas también mejoraron su defensa en la primera base al firmar a Mitch Moreland, quien ganó un Guante de Oro en el 2016. Dicho movimiento le permitirá al dominicano Hanley Ramírez convertirse en el bateador designado principal del club.

En espacio de un día, los Medias Rojas agregaron a un abridor de lujo, a un relevista sólido y a un inicialista con habilidad defensiva que también tiene algo de poder al bate. Es difícil hallar una mejor actuación de parte de un club en las Reuniones Invernales.

Pero en cuanto a la adquisición de prospectos se refiere, los Medias Blancas se han robado el show en diciembre. Aunque a los Patipálidos les pesó tener que desprenderse de un lanzador de la calidad de Sale, saben que les fue muy bien en la transacción con Boston. Y su siguiente movimiento fue aun más favorable.

Chicago envió al jardinero Adam Eaton a los Nacionales a cambio de tres prospectos de pitcheo muy prometedores: Lucas Giolito, considerado el tercer mejor prospecto de Grandes Ligas; el dominicano Reynaldo López; y Dane Dunning, quien fue seleccionado en la primera ronda del draft amateur del 2016.

Durante las Reuniones, dicho canje fue considerado genial desde el punto de vista de los Medias Blancas. Aunque cedieron a un jugador titular, agregaron a tres prospectos de pitcheo. Por lo tanto, aunque acababan de canjear a Sale, la gerencia de los Medias Blancas comenzó a recibir felicitaciones de parte del mundo beisbolero.

Ante ello, el gerente general de Chicago, Rick Hahn, expresó lo siguiente:

"Lo que se me ha hecho raro - [el vicepresidente ejecutivo de los Medias Blancas] Kenny [Williams] y yo estuvimos hablando sobre esto - es que mucha gente nos ha felicitado. Son gestos de buenas intenciones de parte de escuchas o ejecutivos de otros clubes, pero es extraño porque acabamos de canjear a Chris Sale.

"Eso no es algo que te dé gusto. No es motivo para sentirse orgulloso. Pero ésta es la posición en la que nos encontramos y creo que la gente dentro del juego y definitivamente los fans de los Medias Blancas - [juzgando] por su reacción - entienden que se trata de un paso necesario en el proceso".

No solamente fue un paso necesario, sino un paso estupendo.

En resumidas cuentas, en lugar de ir poco a poco en su proceso de reconstrucción, los Medias Blancas arrancaron a todo motor. Por otro lado, los Medias Rojas reforzaron su rotación, su cuerpo de relevistas y su defensa en el cuadro interior para afianzarse como el equipo a vencer en el Joven Circuito.

Los banderines no se ganan en diciembre, pero Boston y Chicago pueden considerarse los ganadores de las Reuniones Invernales.