Es un nuevo comienzo para Rick Rentería y los White Sox

Es un nuevo comienzo para Rick Rentería y los White Sox

NATIONAL HARBOR, Maryland - Rick Rentería se encuentra con una segunda oportunidad de dirigir a nivel de Grandes Ligas, en la misma ciudad donde tuvo su primera.

Luego de ser manager de los Cachorros de Chicago en el 2014, el californiano de ascendencia mexicana ha llegado al dugout de los Medias Blancas listo para ayudar en la reconstrucción de unos Patipálidos que ya cambiaron a Chris Sale y Adam Eaton y lucen preparados para canjear a figuras como el colombiano José Quintana, Todd Frazier, el cubano José Abreu y el dominicano Melky Cabrera.

"Primero que nada, estoy extremadamente emocionado por la oportunidad", dijo Rentería durante las Reuniones Invernales de Grandes Ligas. "Pero también veo que parece haber un compromiso con tratar de hacer algunos ajustes. Quiero ser parte de algo que espero sea positivo en el futuro.

"Mis experiencias en el pasado me han servido mucho, creo yo, y voy a usarlas como ventaja en este momento".

Esas experiencias incluyen varias temporadas como manager a nivel de liga menor con los Marlins y los Padres, como coach a nivel de Grandes Ligas con San Diego y Chicago (White Sox) y, por supuesto, su año al frente de los Cachorros.

En aquel 2014, Rentería tuvo un equipo bien joven y bien talentoso, con el núcleo del grupo que al final conquistó la Serie Mundial del 2016. Fue después de esa campaña de hace tres años que el presidente de operaciones de béisbol de los Cachorros, Theo Epstein, decidió cambiar su plan a largo plazo con Rentería para contratar a Joe Maddon, quien acababa de salirse de su contrato con los Rays.

Fueron esos Cachorros del 2014 que empezaron a dar señales de calidad bajo Rentería, quien ahora pretende fortalecer su fama de trabajar bien con la juventud.

Con los cambios que han hecho los Medias Blancas por Sale y Eaton, llegarán al sur de Chicago el prospecto número 1 del béisbol según MLBPipeline.com, el cubano Yoan Moncada; el número 3, Lucas Giolito; el número 30, Michael Kopech; y el número 38, el dominicano Reynaldo López.

"Me encanta trabajar con los jóvenes. Ya quiero hacerlo", dijo Rentería "Pero me gusta también trabajar con los jugadores de más edad.

"Mi mentalidad no cambia mucho, con la excepción de darle su lugar a la gente con experiencia".

Como manager de los Cachorros en el 2014 y coach de la banca en los Medias Blancas la temporada pasada, algo que marcó el estilo de Rentería fue su dedicación a los detalles y cómo les pide lo mismo a sus pupilos.

"Creo que se supone que tenemos que jugar de cierta manera", expresó Rentería, de 54 años de edad. "Todo el mundo tiene que estar comprometido con trabajar bien y prepararse para jugar de cierta manera. El joseo es importante para mí.

"Para mí es importante la habilidad de ser disciplinado, pero también sé que tienes que disfrutar el juego. No quieres convertirlo en una carga, sino en algo que los jugadores quieran hacer al saber que es lo correcto".

Después de cuatro temporadas perdedoras en forma consecutiva, los Medias Blancas empezarán de nuevo a partir del 2017. Como parte íntegra de ese nuevo comienzo, Rentería exigirá cierta actitud en el equipo-esté quien esté en sus filas.

"Quiero alta energía-quiero que la actitud de nosotros supere la del contrario todos los días", manifestó el capataz. "Sé que son clichés, pero preparamos a estos muchachos para jugar de la manera en que se supone tienen que hacerlo.

"(Queremos que) el otro club diga, 'Esos muchachos nunca se dan por vencidos'. Si podemos lograr que el oponente diga que nunca nos damos por vencidos, ya estaremos encaminados al éxito".